viernes, 12 de diciembre de 2008

El reto de Ántero Flores-Aráoz

Veía hoy por la televisión a un desesperado grupo de vecinos de La Capullana intentando hacer una especie de plantón matutino a manera de protesta contra la construcción de un maligno conjunto habitacional en el parque Locuto

Las imágenes de Canal N mostraban perritos caseros corriendo felices, niños pequeños jugando con una pelota mientras aprendían a dar sus primeros pasos y flores que recogían los abuelos que trotaban por el parque en cuestión. Una escena conmovedora que hacía ver a los posibles constructores del conjunto habitacional como los más malos. Parecía el inicio de un capítulo de los Magníficos. 

Miraba con cierta pena a este grupo de personas, mayores en su mayoría, ya que me parecía una pelea inutil y claro, nadie quiere ver su parque convertido en un horrible conjunto habitacional. Para los que viven por la Capullana y con el perdón de las personas que viven en esos conjuntos habitacionales, he visto edificios realmente horripilantes. 

La escena no habría pasado de parecerme graciosa si no fuera por que el representante de la municipalidad de Surco afirmaba que las personas de la Capullana no podían protestar por que eran los principales depredadores de áreas verdes. ¿Cómo?. 

Me parecía extraño que un representante de la municipalidad de Surco, cuyo nombre se escapa de mi mente, comenzara diciendo que él defiende las áreas verdes, que la construcción es totalmente legal y que los vecinos no pueden protestar por ser los principales depredadores de las áreas verdes con sus piscinas y jardines (me espantó la idea de que ese señor no considera el jardín como área verde, ¿será un jardín zen?). Con esto estoy seguro que para el 2009 podré preguntar por el precio del alquiler de uno de los departamentos con vista al parque que tendrán ahí. 

Y es que los vecinos son muy inocentes. Quiero que imaginemos cuanto significa en ingresos para la municipalidad de Surco esa construcción. Solamente en licencias y permisos deben haber unos cuantos miles de soles. Adicionalmente es bien conocido que hay que "aceitar" personas en la municipalidad para acelerar las cosas. Claro que no en la municipalidad de Surco, eso es en otras municipalidades. 

Una vez construida la mole de departamentos tenemos muchos árbitrios e impuestos municipales nuevos. Es un negocio redondo. ¿Cuanto más pueden aportar las personas del plantón a lo que ya aportan a la municipalidad?. Muy poco como para que sea negocio. 

Cambié de canal y me quedé asombrado de ver la misma escena pero ahora en San Borja. Un grupo de personas, muy parecidas a las de la Capullana, se oponían a la venta de los terrenos del llamado "Pentagonito". Esas áreas verdes pronto serán más edificios. Es el "boom" de la construcción, el Perú avanza y un grupo de vecinuchos no van a venir a detenerlo. 

Así lo dejó clarísimo nuestro extraordinario ministro Ántero Flores-Aráoz Esparza, cuyo apellido compuesto deja claro que los Flores en algún momento adquirieron algún bien o efectivo que los invitó a diferenciarse de todas las otras flores del jardin. Con toda soltura y una sonrisa en la cara dijo: "En Chacarilla, donde los terrenos son los más caros no se van a usar para hacer una pistita para que salten... ". Bueno estimado lector, que te quede claro: Tú no vales para el gobierno como para andarte haciendo pistitas para que saltes. Ahora pregúntense por qué hay deficit de canchas de fútbol y estamos como estamos. Que te quede claro vecino: vales por tu dinero, no por lo que eres. 

Esta situación podría haber sido un simple desliz del ministro. Es entendible cuando todo el día te corretean con cámaras para que opines, desde lo que le pasó a Magaly Medina así te interese un carajo hasta lo que dijo Obama, aunque a él le interese un carajo. Sin embargo la segunda declaración del ministro me pareció más interesante aún: 

"Si lo desean, los vecinos que se oponen a la venta pueden unirse y hacer una colecta para que se presenten a la subasta" (Fuente El Comercio)

¿Entiendes, basura?. El gobierno no tiene por qué estarte poniendo parques y áreas verdes. Eso lo tienes que hacer por ti mismo. ¿Quieres parque?, pues ¡cómpra!. Así que atención estimados Capullanos, si quieren su parque Locuto la solución es bien simple: Juntan su dinero entre todos y lo compran. Así de paso el Perú avanza.

Pues señores así estamos, las constructoras mueven millones de soles y para colmo suele haber gente del gobierno en las más altas esferas de las mismas. ¿creen que un grupo de vecinos miserables, que no pueden ni juntar unos cuantos millones para comprar el terreno, van a interesarle a una municipalidad o a un ministro antes que las millonarias constructoras?. No sean inocentes. Ustedes pensarán que sus votos valen pero piensen: ¿cuántos votos se pueden comprar con los millones que dejan las construcciones?. Por favor, si estamos en el país del faenón. 

Más información sobre Locuto

Les dejo un video ilustrativo de cómo funciona la cosa con las construcciones.