jueves, 27 de mayo de 2010

Que Lori Berenson me cocine una bomba de chocolate


Esperemos no haya aprendido a hacer bombas ni de chocolate!!!


Recuerdo cuando fui a Tarata a recuperar las cosas que un amigo necesitaba bajar cuando su departamento quedó destruido, algunos vecinos muertos y un futuro realmente incierto. Esto me hace recordar los momentos de una juventud anormal que viví, una juventud llena de apagones, de bombas, de miedo.

Creo que eso perdí: muchos años de mi vida, escuchando de las desapariciones, escuchando que tal o cuál persona podía ser terrorista, escuchando que no podía salir a la calle porque había "amenaza" de bomba y que San Marcos era un lugar parecido al infierno. Aunque no lo crean hace poco fui a San Marcos a un festival de teatro y cuando caminaba por la gigantesca universidad temía ver las pintas, ver a esos encapuchados que salían en la TV en una esquina o sentir el peligro en los grandes espacios solitarios. Las personas de veinte años que pasaban por ahí no sentían esa sensación que yo sentía en ese momento y caminaban despreocupados.

A veces cuando paso cerca de un carro viejo aún siento ese impulso de alejarme por que podría ser uno de los famosos "coches bomba". Luego de tantos años aún espero escuchar un "boom" lejano si por algún motivo se va la luz y prendo la radio a pilas pensando en que podrían anunciar que volaron alguna torre.

Cuando mencionan el Vrae y que emboscaron alguna patrulla de policías me queda claro que el terrorismo está lejos de terminar.

Eduardo Gonzales escribe sobre el derecho de la camarada Berenson de ser amparada por la ley en su artículo: http://lamula.pe/2010/05/26/el-escandalo-del-dia/2637. Se mofa un poco mencionado que es un escándalo el aplicar la ley y liberar a esa camarada como la ley lo dice. No me jodas, esto no es cuestión de rehabilitar a un terrorista esto es cuestión de guardarlo en algún lugar para que no haga daño otra vez. No será legal pero cuando vimos a Abimael en la jaula no me jodas que pensaste que se iba a rehabilitar, no me jodas que no dijiste "al fin se acabó esta vida de mierda que llevamos" y ahora dices que el objetivo es rehabilitarlos, eso no se lo creo a nadie o sea: no me jodas.

Díganme traumado pero cuando veo que esta señora va a cocinar pasteles en Miraflores me viene cierto deja vu y hasta me parece irónico que la pongan en el distrito donde se dio uno de los incidentes más violentos del ataque a Lima, ya ni mencionemos lo que pasó en las zonas alejadas.

No me nieguen el derecho a armar un escándalo por ver libre a una persona que nos robo la paz, la libertad y a los niños de ese entonces como yo, que me tuve que lanzar al piso por una balacera con coche bomba más en plena calle porque atacaban el Comando Conjunto, la inocencia.

Si, a ver quién me rehabilita de esos años... gracias Lori por demostrarme que el miedo no me lo quita ninguna pena que puedas cumplir, luego de 20 años aún te tengo miedo. Lo lograron, el terrorismo ha triunfado al final y por eso tu premio es cocinar pasteles en la tranquilidad de tu hogar y darle a tu hijo la infancia que yo no tuve. El Perú es Macondo.

viernes, 7 de mayo de 2010

Renovación del Brevete Parte 3

Esta es la continuación de: Renovación de Brevete Parte 2

Durante mis medianamente largos periodos de espera tuve una visión clara de lo que pasaba. Resulta que yo era el único que tenía el balotario de preguntas del examen. La gente me preguntaba constantemente de dónde lo había sacado. Yo les comenté que de la página del ministerio en los vínculos que puse en la parte 1.

Me sentí como el mono de 2001 Odisea del espacio. Yo, al centro de la habitación levantando el balotario de preguntas mientras los otros monos intentaban alcanzarlo a la vez que decían "unk, balotario... unk..." y sonaba la música de fondo... TANNNN TANNNNNNN TATANNNNN TUNTUNTUN TUN TUNNNNNNN

Cuando salí del examen médico y, sabiendo que no me podían tomar el examen, por curiosidad fui a ver el lugar donde se tomaban los exámenes. Entré y pregunté si podía dar mi examen y me dijeron que sí, que no había ningún problema. Totalmente intrigado le comenté a la señorita que en el otro lado me habían dicho que no me podían tomar examen hasta el jueves. Me dijo que era mentira y que sí se podía.

Ante tan sospechosa realidad decidí dar el examen y todo iba bien hasta que la señorita del examen me dijo "ahhh, no han ingresado sus datos al sistema, es que tuvieron un problema ayer y están mandado a la gente al jueves pero usted puede tener su brevete hoy si le PIDE al del examen médico que ingrese sus datos ahorita"

Regresé al lugar de los exámenes médicos y, con cara del gato con botas de Shrek pedí que ingresaran mis datos, pero como más me parezco a Shrek que al gato la persona que ingresaba los datos me dijo:

-"¿No le han dicho que es hasta el jueves?"
-"Sí pero en el lugar del examen me dijeron que si usted ingresaba los datos ahora..."
-"Jueves!"
-"Ok, pero la señorita..."
-"El jueves... "
-"Bueno, nos vemos el jueves"

En el taxi camino a mi casa pude ver como el taxista infringía 209 de las 200 preguntas del balotario.

Ya el jueves fui a rendir el examen. Resultó frustrante ya que estaba en la pregunta 15 con el 100% de aciertos y, al responder la pregunta 15 bien se cerró el examen, me felicitó y me dijo que podía ir por mi brevete. Yo me quedé sin poder saber si lograba el 100% de efectividad cosa que me deprimió un poco.

Y al fin, luego de estos tres días tengo mi brevete.

Renovación del Brevete Parte 2

Esta es la parte dos del tema que comencé en: Renovación de Brevete

Resulta que, llegando al local del Touring Automovil Tour del Perú, lo primero que salta a la vista son los tramitadores que te saltan encima. Muchas ofertas dichas en forma muy rápida para marear a la víctima. Saben muy bien su trabajo ya que te sacan más o menos por la edad y de ofrecen "pa' breveeee nuevo", "revalidar", "A2 A2". Las principales víctimas son las mujeres por su puesto. Si no les haces mucho caso insisten un poco y se van. Me puse a observar cómo trabajaban estos tramitadores y me di con la sorpresa de que lo que hacen principalmente es leerte los carteles pegados en la puerta y señalarte las puertas que ya tienen los carteles donde dicen lo que debes hacer. "Tiene que tener su DNI originar señoita". Sí, claro, es lo que dicen el cartel.

Huyendo de estos señores llegué hasta la puerta del local que hace los exámenes médicos. Aquí un sonriente joven te recibe y te da una ficha para llenar con los datos básicos. De pronto te pregunta "¿tiene sus dos fotos, copia de DNI y de Brevete...". Oh Dios!!! no, no los tengo porque en la página con los requisitos no menciona NADA de fotos o copias. Al ver mi rostro desconcertado rápidamente completó: "... o se los va a sacar aquí".

Por 5 soles y 0.50 por las copias puedes tener los documentos faltantes. En un alto porcentaje de personas sacan ahí las fotos y copias ya que casi todas llegaban sin saber de la necesidad de dichos documentos. Comprendí por qué el joven estaba tan contento. En los minutos que estuve ahí pasaron no menos de 50 personas a 5 soles por cada una digamos que solamente por mirar a la cámara web ya ganan 250 soles en unos 35 minutos.

Lo primero, luego de llenar la ficha y entregar los documentos para el trámite, es esperar, no mucho, hasta que alguien grita tu nombre a la vieja usanza. Se pasa a un aula que parece un salón de clases y una mujer en estado muy neutro y serio te entrega una prueba psicológica que, personalmente, me sorprendió ya que no sabía que parte de la renovación era marcar series matemáticas simples, encontrar antónimos, asociación de palabras y dibujar a una persona completa. Además un cuestionario muy gracioso para poner verdadero o falso donde hay preguntas como "Siento que algunas veces hago las cosas hipnotizado"... hay que estar loco para poner verdadero en una pregunta de ese tipo aunque me hayan hipnotizado para hacerlo.

Mientras trataba de recordar qué carajos era una pinacoteca, una señorita me interrumpió y me dijo "solamente necesitas veinte correctas", contó mis preguntas y me dijo "listo". La verdad yo quería ver si me sacaba 20 y me faltaban como ocho preguntas.

Luego te hacen volver a esperar un rato y te llaman de otra sala. Al entrar vi un extraño aparato en medio del pequeño salón. El aparato tenía un timón de auto, un visor y un aparato parecido a un pantógrafo. Miré con cierta desconfianza el aparato. La señorita que atendía me dijo que me sentara frente al visor y que mirara.

Era una prueba de vista donde leí letras, señales de tránsito unas más cercanas que las otras, colores y una vaca dentro de un cuadro blanco. Finalmente me pusieron unos audífonos en los que no había reparado antes y tuve que decir por cuál de los oídos escuchaba un leve pitido.

Seguidamente a esperar un rato más hasta que me volvieron a llamar. Pasé a un cuarto pequeño con un alegre doctor que escribía a toda velocidad.

-"Hola!!! ¿sufre alguna enfermedad?"
-"Mhhh soy alérgico"
-"¿A qué es alérgico?"
-"A los analgésicos"
-"Ah, jaja, y tiene alguna otra enfermedad?" (JAJA??)
-"No doctor"
-"¿Operaciones?"
-"A la rodilla, jugando futbol me la rompí por estar subido de peso"
-"(mirándome) mhh si pues... ¿alguna otra operación?"
-"No"
-"¿Toma algún medicamento?"
-"Blox-D"
-"Para la alergia..."
-"No.. no.. mhh para la presión"
-"Ajá!, ¿es hipertenso?"
-"No, es una presión ligeramente alta que mi cardiólogo prefiere controlar desde ahora"
-"Aja!! cardiólogo, ¿alguna otra dolencia?"
-"No, le juro que no... soy sano... soy sano! Merezco el brevete…"

Ya pensando que no iba a estar apto por tener alergia y presión de 14 en lugar de 12 me senté en la sala de espera nuevamente. Otra voz me llamó y pasé a una sala donde estaba Barak Obama. Obama me hizo sentar y vi una serie de agujas y algodones. Algo nervioso entregué mi mano y mientras me pasaban un algodón con alcohol en el dedo anular Obama, me preguntó:

-"¿Cuál es tu tipo de sangre?"
-"Mhh O positivo"
-"¿SEGUUUUUROOOOO?"
-"Mhh si... si"
-"¿En qué laboratorio te hiciste la prueba?"
-"Mhhh no, no recuerdo, fue hace mucho... "
-"Entonces O positivo... ¿cien por ciento SEEEGUUUUUUUUROOOOOOOO?"
-"Mhh esteeeee...si... si.. al menos toda mi vida he sabido eso... "
-"Mhhh ya bueno, entonces O positivo saldrá en tu brevete, ahora pasa a la sala de espera"

Yo pensaba que luego de hacerme esperar me volvería a llamar y me pincharía para sacarme sangre y comprobar si decía la verdad. Estaba un poco nervioso porque si me había equivocado las consecuencias podían ser nefastas. Me sentí un poco tarado cuando me di cuenta que ese había sido el examen de sangre. Una especie de interrogatorio de Lie to Me. "Dime tu tipo de sangre!!!", "MIENTES!!!, vamos!! no hagas esto más difícil! yo sé si mientes y te pincharé, bueno, Rh negativo... está bien".

Finalmente una señorita me llamó, me entregó el resultado en un sobre y me preguntó:

- "¿Va a tomar el examen o va a hacer el curso"
Como yo había estudiado mucho para mi examen respondí: "Examen"
-"Ah, no se puede... "
-"Mhhh ¿cómo que no se puede?" (entonces para qué me preguntas tarada!!)
-"Es que el sistema está mal, o sea, está bien pero mal, o sea hemos tenido problemas que han causado problemas y por eso no lo estamos tomando porque podría tener problemas y por eso a partir del jueves se toman (era martes)"
-"Mhh ok... y el curso"
-"El curso es con la señorita que lo matricula y luego va al local del curso de tres horas que está por el estadio nacional"
-"Ah, ok, gracias".

Saqué un cálculo rápido y me di cuenta que había estudiado como una hora para el examen y, si tomaba en cuenta el tiempo de ir y venir desde el Estadio Nacional y mamarme una charla de tres horas, tomar el examen el jueves era mucho más conveniente así que me fui. Continuará…

martes, 4 de mayo de 2010

Renovación del Brevete

Luego de mucho tiempo me veo en la penosa labor de enfrentar las trabas burocráticas de este país. Hoy me di cuenta de que mi brevete había caducado hace 10 meses. Pues bien, tengo que hacer el trámite de una vez.

- Pude pagar en el Bando de la Nación a través de la página web del banco. En esta dirección: Banco de la Nación, operaciones virtuales, tasas MTC. Un punto a favor por que no hay nada más horrible que tener que hacer cola dos horas en el banco. Claro que tienes que tener tu tarjeta VISA pero en todo caso es un avance.

-Resulta que hay que dar examen y para ello hay dos opciones. O te comes una charla de 3 horas con el costo de S/.20 o das el examen directamente por el mismo precio. Yo he decidido lanzarme directamente al examen a ver cómo me va, para ello necesitamos dos documentos: Balotario de preguntas del examen. La primera dificultad es que encontrarlo es realmente heróico. Yo di con uno antiguo pero este se supone es el actualizado. De esas 200 preguntas toman 20 y hay que responder 15, me parece que la mayoría son simples pero veremos mañana. El segundo documento es este: Señales de Tránsito. Parece simple... o sea un cartel se supone está hecho para que se entienda por su imagen misma, si veo una vaca asumo que es hay algo de animales por ahí. En fin, también lo veré mañana. Bueno, aquí les dejo el vínculo a la página con la información general: Requisitos para revalidar brevete. Fíjense que no me dicen nada de copia de DNI ni nada por el estilo. Más que seguro que mañana me piden copia del DNI, el brevete y espero que no me pidan un recibo o algo por el estilo. Mañana actualizo esto. Espero la información les sirva.

domingo, 2 de mayo de 2010

Historias Cerdas - El músico y el cantante

A fuerza de no saber cómo escribir su nombre, había optado por escribirlo como: Jonhy. Habiendo pasado por Jonny, Jonie, Jonnie, Johnie entre otros inútiles intentos de que no se vea tan mal junto con un apellido latino como Molina, que era el suyo. Al ser actor le parecía que sonaba bien Jonhy Molina pero que se veía fatal en los créditos. De su calidad como actor poco había que decir. Las cámaras de televisión lo habían adoptado sin muchos estudios previos y, la casualidad más que el talento, lo había llevado a ser un actor conocido, incluso algo famoso. Las dudas de su calidad quedaron disipadas cuando pasó de un programa a otro colgado de la rama del humor.

La vida no le había dado para ser un galán, sin embargo Jonhy Molina no podía quejarse de la vida, ganaba bien, hacía lo que le gustaba y en la calle la gente volteaba a mirarlo dejando en claro que lo habían reconocido. Incluso en algunos lugares selectos y de moda lo dejaban pasar directamente a él y a sus amigos mientras el pueblo tenía que hacer cola. Evidentemente los locales de moda gozaban de tener entre sus asistentes a personas de la televisión y la farándula en general. Nada mejor para atraer adolescentes soñadoras que intentan darse a conocer mientras hordas de chicos jóvenes y sin esperanzas las seguían para, al final, acabar ahogando la frustración en alcohol. Sin embargo Jonhy no era depredador de quinceañeras, era más bien la carnada que usaban los amigos para atraerlas a sus redes.

Cuando Melania le apretó cariñosamente la mano, mientras con la otra, recibía la cerveza que Jonhy le ofrecía, puso una sonrisa que le oprimió el pecho a Jonhy. Esa sonrisa que no solamente va con la boca sino con todo el rostro, con el cuerpo, con los ojos. Jonhy, ya indefenso, pensó que volver con ella esa noche había sido la mejor decisión que había tomado. Ante esa sonrisa todos los problemas quedaban atrás. Yo desde mi rincón miraba la escena y me preguntaba si esa sonrisa sería la misma sonrisa que Melania había puesto cuando su mano estaba entre las piernas del cantante hacía solamente dos noches.

Diego había tenido sexo con todas. Al menos esa era la imagen que daba. Tocaba el bajo en un grupo de música que, para mí, era indefinible y tenía entre sus características algo de funk, house, groove y demás términos que nunca terminé de entender. Su éxito con las mujeres siempre se lo adjudiqué al aspecto desgarbado, casi como si lo acabaran de atropellar, a su figura escuálida, que dejaba claro que no tenía quién lo alimente y a su actitud de que todo le interesaba literalmente un pito, pero de marihuana. Cuando Diego dejó embarazada a una chica hace como un año atrás, se fue a vivir con ella y parecía que sus locas noches de rock habían terminado pero, para mi asombro, seguía coleccionado más y más mujeres en su lista. Una de esas mujeres había sido Melania, su última adquisición.

Para mí era el evidente caso de la chica que quiere tener una aventura, o sea sexo disfrazado de relación fallida, con el chico pendejo mientras estuviera segura de que el bueno, o sea el idiota, estuviera dispuesto a volver después y a llenarse de todos los sabores y olores del pendejo. Esa idea me torturaba mientras los veía felices en el bar. Al inicio me parecía que era por mi carácter heroico de llevar la verdad por delante. Sin embargo a la segunda cerveza me di cuenta de que en realidad era el sentimiento mezquino del miedo. Me quedaba claro de que si yo estuviera en esa película el papel que me tocaría sería sin lugar a dudas, ni necesidad de casting, el de Jonhy. De todas maneras habría una Melania en mi vida y un Diego. Cuando uno es un Jonhy se da cuenta que el mundo está repleto de Diegos.

Cuando me vi ante la escena, mi cuerpo tuvo la compulsión de ir a contarle todo a Jonhy, cosa que no tenía sentido ya que si bien lo conocía y me parecía una buena persona, la relación distaba mucho de la de ser siquiera amigos. Por otro lado a Melania a duras penas la conocía de haberla saludado dos veces y al músico lo había visto en sus conciertos y más lo conocía por sus aventuras sexuales que por su talento musical. "¿Sabes a quién se está haciendo Diego ahora?", solían ser las noticias de los amigos en el bar. Siempre acompañado por el nombre de alguna chica generalmente bonita e incluso algunas veces más bonita de lo que uno pudiera suponer el bajista desgarbado podría conseguir.

Sin embargo mi mente no me dejaba en paz. Veía a Jonhy feliz conversando con ella y tomándola de la mano y no dejaba de pensar en que, desde mi punto de vista, estaba haciendo el famoso papel de huevón. Pensaba también que era posible que él ya lo supiera como lo sabíamos todos y que no le interesara. Tal vez pensaba que solamente él lo sabía y le bastaba no pasar por huevón con el resto. Pero lo más probable es que todos mis pensamientos no tuvieran ningún sentido excepto el de ponerme y torturarme colocándome innecesariamente en su lugar. Cuando les comenté a algunos amigos de mi impulso, todos me miraron como si se necesitara una ambulancia del pabellón de psiquiatría, algo como que mi pensamiento dejaba claro que había una emergencia psiquiátrica. Ellos mismos, que habían opinado cosas como: "pobre huevas... ", "que horrible...hasta las huevas", "asu, que tal huevón" eran los mismos que nunca le dirían nada y a los que les parecía que lo mejor era callarse la boca con un vaso de cerveza. Lo más probable es que tuvieran razón.

Cuando Melania se puso a conversar con una amiga y se fue hacia el baño, pude ver entrar al músico en el bar. La coincidencia y el momento me parecían una burla para mí. Ese narcisista instante donde pienso que el universo hace las cosas tomándome como protagonista cuando en realidad ni siquiera soy un extra. Estaba por darme media vuelta cuando se dio el momento maravilloso, casi en cámara lenta, del saludo de dos hombres que en menos de tres días habían compartido a la misma mujer. Las miradas de ambos me dejaron claro que Diego sabía que Jonhy y Melania habían vuelto pero le interesaba poco ya que Melania era la chica número mil doscientos treinta tres, tan especial como el porro que se había fumado el jueves pasado y luego de aquel doce más en los siguientes días, a tal punto que no recordaba si había fumado el jueves o no. Por su parte me pareció evidente que Jonhy, por supuesto, no tenía idea de absolutamente nada o al menos lo ocultaba demasiado bien.

Al pasar por mi lado Diego me saludó con la indiferencia del artista hacia alguien que ni siquiera es su fan pero lo conoce. Viendo a Jonhy solo, me acerqué...

(continuará)

El Lentopolitano y otros arreglos de mi país

Mucho he oído hablar del famoso Metropolitano. Parte de las posibles grandes soluciones al terrible tráfico de Lima. Me contaba un amigo sobre Nueva York. Ciudad que, a pesar de tener la ventaja de ser una de las ciudades más modernas del mundo, tiene su propio problema de tráfico. A ciertas horas moverse por el subterraneo resulta imposible y tratar de tomar un taxi, adicionalmente al precio prohibitivo, puede ser una aventura en sí misma. También manejan como locos y también se atoran en el tráfico por horas.

Me ponía a pensar en la pobre Lima y no dejaba de admirarme de la cantidad de millones en obras que, finalemente, no sé si han solucionado algo realmente. Recuedo, por ejemplo, cuando ir desde Guardia Civil hasta La Fontana me tomaba exactamente 50 minutos. El tráfico era insoportable. La solución: Via Expresa de Javier Prado!. Realmente parecía la gran solución. El día viernes tomé el tiempo y desde Guardia Civil al Trebol de Javier Prado me tomó sólo 10 minutos. Del Trebol al Ovalo Monitor me tomó 20 minutos. Del Trebol a la Fontana me tomó 25... sumado todo me dió 55 minutos. Hemos invertido muchos millones de dólares para lograr que me demore 5 minutos más!.

Me parece que en ese caso el poner una arteria más grande con una salida igual de pequeña no ha servido de nada aunque nos de la sensación que sí. ¿No falta acaso un paso a desnivel como en el Óvalo de Higuereta en el Óvalo Monitor?. No me creo que los Alcaldes no se den cuenta de este problema y de su evidente solución. Pensando en que yo me muevo en 2 kilómetros a la redonda todos los días es evidente que no he visto otras zonas de la ciudad pero sospecho que el caos ronda por Lima.

Hoy leía en el periódico declaraciones muy orgullosas sonbre el Metropolitano. El viaje de Grau a 28 de Julio en Miraflores toma 20 minutos. En etapa de prueba claro pero parece un avance ya que antes podía tomar una hora y al ser una vía exclusiva se supone que en la hora punta va a tomar lo mismo: 20 minutos.

Espero que luego de tanta polémica, presupuestos triplicados, años de espera y sobre todo explicaciones cantisnflescas (claro que Cantinflas era un genio) este sistema ayude a solucionar el caos del transporte en Lima. Con un buen transporte urbano esta ciudad puede dejar de crecer como un adolescente sin padre: sin orden ni control.