domingo, 2 de mayo de 2010

El Lentopolitano y otros arreglos de mi país

Mucho he oído hablar del famoso Metropolitano. Parte de las posibles grandes soluciones al terrible tráfico de Lima. Me contaba un amigo sobre Nueva York. Ciudad que, a pesar de tener la ventaja de ser una de las ciudades más modernas del mundo, tiene su propio problema de tráfico. A ciertas horas moverse por el subterraneo resulta imposible y tratar de tomar un taxi, adicionalmente al precio prohibitivo, puede ser una aventura en sí misma. También manejan como locos y también se atoran en el tráfico por horas.

Me ponía a pensar en la pobre Lima y no dejaba de admirarme de la cantidad de millones en obras que, finalemente, no sé si han solucionado algo realmente. Recuedo, por ejemplo, cuando ir desde Guardia Civil hasta La Fontana me tomaba exactamente 50 minutos. El tráfico era insoportable. La solución: Via Expresa de Javier Prado!. Realmente parecía la gran solución. El día viernes tomé el tiempo y desde Guardia Civil al Trebol de Javier Prado me tomó sólo 10 minutos. Del Trebol al Ovalo Monitor me tomó 20 minutos. Del Trebol a la Fontana me tomó 25... sumado todo me dió 55 minutos. Hemos invertido muchos millones de dólares para lograr que me demore 5 minutos más!.

Me parece que en ese caso el poner una arteria más grande con una salida igual de pequeña no ha servido de nada aunque nos de la sensación que sí. ¿No falta acaso un paso a desnivel como en el Óvalo de Higuereta en el Óvalo Monitor?. No me creo que los Alcaldes no se den cuenta de este problema y de su evidente solución. Pensando en que yo me muevo en 2 kilómetros a la redonda todos los días es evidente que no he visto otras zonas de la ciudad pero sospecho que el caos ronda por Lima.

Hoy leía en el periódico declaraciones muy orgullosas sonbre el Metropolitano. El viaje de Grau a 28 de Julio en Miraflores toma 20 minutos. En etapa de prueba claro pero parece un avance ya que antes podía tomar una hora y al ser una vía exclusiva se supone que en la hora punta va a tomar lo mismo: 20 minutos.

Espero que luego de tanta polémica, presupuestos triplicados, años de espera y sobre todo explicaciones cantisnflescas (claro que Cantinflas era un genio) este sistema ayude a solucionar el caos del transporte en Lima. Con un buen transporte urbano esta ciudad puede dejar de crecer como un adolescente sin padre: sin orden ni control.