sábado, 26 de junio de 2010

Fuera las lesbianas y vengan los Vikingos!!!

Escuchaba una conversación entre algunos compañeros de trabajo sobre la cantidad de enseñanzas explícitas que tenían muchas películas para niños mientras que, las series y dibujos animados de televisión cada vez tenían menos contenido educativo.

Siempre he considerado a la televisión como un medio formativo sospechoso por decir lo menos. Recuerdo a un inglés repitiendo en la pantalla de televisión: “Apple… repeat after me… Apple, Very good, this is an apple¨. Yo, con mi boca llena de cereal, y sin repetir nada miraba canal 7 en ese momento ya que no había nada más que ver y me sentía muy bien de que aquel inglés me dijera ¨Very good” sin tener que hacer nada.


Mientras mencionaban las películas que habían visto recientemente con sus familias mencionaron una que justamente yo había visto hace poco: “Cómo entrenar a tu dragón". La premisa de la película es muy simple: Un niño vikingo que no se sentía vikingo y tenía serios problemas sociales por ello. El ser diferente a la norma, es decir ser anormal, hacía que su padre y sus compañeros lo desprecien y humillen. Finalmente el ser diferente al resto, lleva a su sociedad a una evolución en donde pasan de pelear y matar dragones a unirse a ellos en armonía. El ser diferente y obedecer a tu corazón es bueno.


Momentos después llegaron a conversar sobre la serie "El Santo Convento", de la cual había escuchado comentarios diversos. El caso es que me llamó la atención ya que en la serie en cuestión se mostraba a un personaje que sentía una evidente atracción por las mujeres siendo mujer, es decir: es un personaje que es lesbiana.


Cuando terminaron de rasgarse las vestiduras, probablemente para que las otras mujeres las vean con buenos ojos, se me ocurrió decir: “pero qué raro, si el personaje tiene la misma premisa que el de Cómo entrenar a tu dragón”. Silencio ceremonial (que, dependiendo de la ceremonia, puede ser más silencioso que el sepulcral). A continuación un “quéeeeeeeeeé?????”.


Y procedí a explicar: En el caso de la película de dibujos animados este niño no era igual que el resto. Su corazón le indicaba que había que querer a los dragones y conocerlos y que el miedo era lo que los había llevado a malinterpretarlos. Finalmente el seguir sus instintos y no sucumbir a lo que la sociedad imponía era lo que finalmente logró que la sociedad entera cambiara para mejor. Incluso tuvo que hacer un gran sacrificio para lograrlo. ( no comento explícitamente nada que pueda malograr la película para quien no la haya visto que ya con el tema está bastante contada ). En el caso del personaje lesbiana es un personaje diferente, socialmente no aceptado y que, siguiendo su corazón, no sucumbió a la sociedad.


Viendo la serie dudo que se pueda sacar una enseñanza explícita de la misma pero si se puede decir que el personaje existe y deja una lección importante: Los homosexuales existen, son reales, están entre nosotros y eso nos asusta como sociedad. Esto lo afirmo por la reacción de las señoras con un rotundo y sonoro “Nooooo pues… no es lo mismo… no te pases, una mujer lesbiana es obsceno”.


Lo que más me preocupaba es que las posibilidades de que uno de los hijos de estas mujeres se les plante al frente dentro de diez años y les digan: “Mamá, no voy a ser vikingo, no voy a matar un dragón” la veo un poco lejana, mientras que algo como: “Mamá, quiero decirte que soy homosexual y este es Jorge” es mucho más probable.


Aparentemente estamos inculcando que, el ser diferente es bueno siempre y cuando no quieras ser vikingo pero en una serie si hay una lesbiana esta debe ser invisible o pasar a otro horario ya que es obsceno. Es decir que una persona, por tener una vida sexual diferente que ni siquiera se ve, es obscena mientras que ver los avances del baile del tubo de un programa del fin de semana es normal por ser heterosexual.


Mentiría si digo que soy un liberal. Creo que hay cosas y cosas. Sin embargo si me parece que en la televisión no debe haber censura. La tecnología nos ha brindado un poderoso artefacto para vencer a lo que nos parece vulgar y horrible: el control remoto!.


Mientras me iba de la sala donde se dio la conversación pensaba en cómo prepararme si en unos años tengo un hijo y este me dice: “Papá, no quiero ser vikingo…”

lunes, 7 de junio de 2010

¿Meier en San Isidro, error de comunicación o yo estoy equivocado?

Aunque siempre me sorprenden en tiempo de elecciones y aunque por mi casa, entre la avenida Aviación, San Borja Norte con sus calles ahora rotas y mi parque, todo parece zona de guerra, no tengo nada en contra de las obras. Personalmente pienso que los buenos gobiernos logran, o al menos intentan lograr, el bienestar de sus ciudadanos. Soy vecino de San Isidro hace ya 20 años y en general puedo decir que he estado contento de serlo. Sin embargo el día de antes de ayer salí al parque de mi casa y me encontré con esto:







Un poco apenado por ver el parque que veo todos los días, desde hace veinte años, destruido sin estar preparado, me di cuenta de lo siguiente: resulta que todas las semanas me llegan cartas de lo terriblemente ladrón que es nuestro actual alcalde Meier, lo absurdamente delincuente que era nuestro ex alcalde Salmón y lo poco inteligente que sería reelegirlo a uno o elegirlo luego de un periodo al otro.

A mi personalmente no me consta ninguna de las terribles acusaciones contra estas personas pero tampoco me queda claro como estas personas pueden llevar una vida tal que generan acusaciones semanalmente. Uno puede decir lo que sea de otra persona y no probar nunca nada. Lo que a mi si me queda claro es que estoy mejor informado de los supuestos actos delictivos de ambos alcaldes y no de que detrás de mi casa han dejado un parque, que estaba bien, como zona de guerra de Medio Oriente.

Supuse que podía ser mi error el no enterarme por lo que revisé mi última revista del distrito y no encontré nada. Sospechando que el descuido era totalmente mío navegué en la página web de la municipalidad y, luego de buscar durante un buen rato, me pareció que el vínculo correcto a buscar era el que decía: “Cronograma de Obras Públicas y plan de desvío de calles”.

Convencido que el problema era mío recordé que, mi ahora indigno parque, se llamaba: Parque Dignidad Nacional. Lo busqué en esta lista de obras: http://www.msi.gob.pe/portal/

Fuera de ver que, equivocadamente, el título dice listar las obras del 2008 y 2009, no vi el nombre del Parque Dignindad Nacional. Algo frustrado busqué en Google y tampoco encontré nada, estoy seguro que en algún lado debe estar.

Pienso que deberían contratar, en todo caso, a uno de estos señores que constantemente me informan de lo terriblemente deshonestos que son nuestros alcaldes al punto que realmente no sé por quién votaría si las elecciones fueran mañana. Tal vez debería pasarme de anticívico y pagar mi multa para no pagar mi culpa, como cuando voté la primera vez por Fujimori y no por Vargas Llosa, y años despues, mientras veía a Kouri "el inocente" sentado en el SIN con nuestro Anibal Lecter peruano pensaba:"también tengo algo de culpa".

Me pregunto cuanto nos cuesta a los Sanisidrinos. Me pregunto cómo terminará el parque. Me pregunto si era necesario romper todo el parque que era bonito. En todo caso dejo algunas imágenes del parque para ver si alguien sabe algo del tema.