jueves, 26 de agosto de 2010

El poder de Bayly

En primer lugar quiero aclarar que Beto Ortiz me parece un periodista mutante que si bien en algún momento tuvo buenas ideas y participaciones en el plano informativo hoy me parece que tanto él como su programa no son más que una caricatura desesperada por figurar.

Siempre me han causado sospecha las personas que se auto etiquetan, ya sea literalmente o por conducta, de controvertidos y me parece que Beto Ortiz se pasa las noches agrediendo a personas, unas veces con razón y otras sin ella para poder generar controversia.

De las pocas veces que he visto su programa completo varias me he encontrado con la escena de Beto maltratando a alguien con un informe o comentario tratando de ser ácido y que en realidad no lo és. No con ese nivel de ácido que tienen los verdaderos ácidos de los medios sino con una burda necesidad de insultar o maltratar para ser "controvertido".

Por otro lado me parece que en el Perú, como buenos peruanos, el tener éxito se ha convertido en un pecado. Como hay gente pobre todos tenemos que serlo y si progresas debes ser muy humilde y regalar tus bienes o donarlos a causas humanitarias. Además del peligro de tener dinero y que te secuestren o extorsionen por ello se suma el peligro de ser repudiado por ser exitoso. Hoy los candidatos a la alcaldía se valoran por lo que no tienen. Cuanto menos tienen mejor vistos son y ellos mismos tratan de explicar que tienen pocos ingresos o que sus ingresos son en realidad austeros. Así tenemos a una candidata a la que le pagan más de un millón de soles en un año y dice ser de la clase media (Lourdes). Otro candidato que en una entrevista le dice al periodista "...no sé cómo vivirá usted pero lo que cuesta una casa aquí es San Borja es doscientos cincuenta mil dólares"..."yo siento que soy una persona de clase media" (algo de medio millón de soles) y finalmente vemos a Susana Villarán diciendo constantemente que ella solamente gana algo de dos o tres mil soles mensuales lo que la ubica en la clase media.

Creo que los únicos que cometen pecado contra los pobres del Perú son las grandes empresas que deben millones en impuestos y reciben ayuda y condonaciones del estado mientras que sus administradores y dueños viven a cuerpo de Rey. A mí la Sunat me cae como buitre sobre la carne y, aunque sé que es mi obligación pagar, no me deja de doler quedarme con los ahorros casi en cero cada vez que llega el mes en el que debo pagar mis impuestos.
Los otros que me parecen unos delincuentes con la pobreza son los que roban desde el gobierno. Los comepollos, los robaluz, los que ganan, según planilla cinco mil soles y llevan una vida de estrellas de cine con hijos estudiando en lugares impagables, bebiendo whisky de cinco mil años y comiendo tortilla de huevos de pájaro dodo y asado de Oso Panda.

A pesar de todo ello me parece que lo ocurrido entre Jaime Bayly y Beto Ortiz es de terror. Hace mucho tiempo, y a pesar de que me gusta el programa y lo veo siempre (excepto cuando Rosa María tiene algo más interesante que es casi siempre), me parece que Bayly abusa de su poder, de sus relaciones y usa su espacio para sus temas personales los cuales, como buen escritor, los hace interesantes a pesar de no serlo. Muchas veces he tenido que detenerme un rato me medio de la transmisión a preguntarme si lo que estoy viendo es interesante o importante de alguna manera. Luego cambio de canal.

Hace un tiempo comenté el caso de la marihuana de la ex miss Perú y la reacción de Bayly en este post. Complementando lo dicho Bayly ha entrevistado a casi todos los protagonistas del hecho y les ha dado varios minutos de programa a cada uno de ellos. A mi me quedó claro, por ejemplo, que el hermano de nuestra ex miss Perú es un tremendo adicto que puede cambiar de un estado a otro y ser violento o hacerse el pacífico según convenga. Sigo opinando que, aunque sean fumadores esporádicos, estaban fuera de la ley y me parece inadecuado decir que estar fuera de ley está bien y que es bueno salirse de la ley y que la aplicación de la ley es exagerada y son personas malas y sin criterio los que la hacen cumplir. Ojo que estoy de acuerdo con legalizarla pero mientras sea ilegal no me acercaré a ella.

Ahora resulta que cuando lo ataca Beto Ortiz (¿ya dije que no me cae bien?) el saca un programa contundente contra los Crousillat y los deja muy mal parados, más de lo que ya están, en represalia por el informe de Beto. La pregunta es: ¿ahora que lo sacaron a Beto de la TV ya no son corruptos? ¿Ahora que ya no van a hablar de Bayly ya no hay que quitarles el hotel, el canal y perseguirlos? ¿Ahora ya no son ladrones?.

Por otro lado me parece impresionante ver que un día Jaime Bayly le dice ladrón, delincuente, corrupto, geisha (que en Perú se convirtió en insulto) a Alex Kouri y en otro momento se ríe con él en su programa y hablan como grandes amigos al punto de decirle a Kouri que él (Jaime) si lo invitaría a su partido. Entonces en ese momento siento que debería fumar el cuarto de kilo de marihuana que les quedaron como "sobras para emergencia" al clan de los Miss Perú para ver si entiendo algo.

No sé si es conveniente tener a alguien como Bayly que se ha convertido en un periodista muy poco objetivo y además muy emotivo respecto a apoyar sin reparos sus convicciones independientemente de que estén fuera de la ley, como la tenencia de marihuana en cantidades prohibidas, o sus enemistades personales que están sobre lo objetivo de la información.

Realmente creo que ha llegado el momento de enterarnos de cómo se manejan esos intereses porque siento que hay cierta payasada con las protestas y enemistados.