miércoles, 14 de diciembre de 2011

Con muchos hilos cortos de diversos colores no se teje una chompa que abrigue

Asombrado de "Lima es un pañuelo" y sin dejar de pensar en lo que debo, me quedé mirando a la nada que no es nada que me cueste hacer y como es de suponer salieron frases que nunca hilaron pero sin querer dejaron: pensamientos, ideas, frustraciones, escarmientos.









Palabras que no hilaron:

1: Igual ya no me debes ni lo que escribo.

2: Me cuentan sin contarme, que el luto se lleva mejor en discoteca.

3: La sorpresa de la cita a ciegas va mejor que la mejor de mis sorpresas.

4: De las guerras siempre va mejor la del olvido que es la que el otro bando siempre recuerda ganar.

5: Esta vez no llevaré refuerzos, llévate a tus amigos que al fin y a la larga todos son mis enemigos por mis batallas vencidas y mis guerras perdidas.

6: Para ser un martir es indispensable morir en medio de una batalla y por causa de la misma.

7: ¿Qué harás ahora con la Biblia de tu vida sin un Caín, sin un Judas y sin un Barrabas?

8: El uso de los puntos suspensivos fue tan indiscriminado que cuando quise poner el punto final, el papel hace mucho se había terminado.

9: Cuando corrí para que no lo crucificarán llegué domingo de resurrección

10: Esas flores que nunca te mandé a mi tampoco me llegaron.

11: De las que sí mandé me llegó un email indicando que te llegaron y te llegaron.
12: El remedio para el mal de amores es el olvido de cómo amar. 

13: El doctor que preparaba la receta murió de amor.