martes, 20 de diciembre de 2011

La mentira nos salva de la verdad. Por eso todos mienten.

No estoy seguro de si fue porque mi madre tuvo una conducta tan compulsiva con el tema de evitar la mentira, que me quedaron claros algunos puntos sobre ella:
  1. Mentir hace daño a tu madre. Aparentemente la mata un poco según lo que las madres gritan cuando te descubren una mentira de niño. 
  2. Mentir hace infeliz a todo el mundo cuando la mentira viene de ti. 
  3. Mentir es una acción punible y merecedora del castigo más severo. 
Con el tiempo nos damos cuenta que nuestros padres son un par de mentirosos pero nos mentimos y lo negamos.

Mi madre a veces cuenta historias falsas para justificar demoras, olvidos de llamadas, regalos pequeños. A veces modela la verdad de tal manera que no es una falsedad del todo pero tampoco una verdad. Mi padre es amable con las personas pero luego puede decir que esa persona con la que acaba de ser tan amable y saludar tan educadamente es un perfecto imbecil. "Es un imbecil!", dice. 
Por mi parte quedé en un Limbo cuando descubrí toda la gama de mentiras que existen en el mundo y cuales son aceptadas y cuales no. Si no me caes bien lo vas a notar, ya sea porque te lo digo en la cara o porque me muestro muy distante y esquivo para saludar incluso. Es posible que si no te saludo es porque o no te recuerdo o simplemente quiero olvidarte. Si es que tuve algún problema contigo no esperes un "Feliz Cumpleaños" ni "Felices Fiestas". Es probable que no quiera que seas feliz en realidad. Pero no son considerado sincero si no "Sin tacto"

"Sin Tacto" - Las Reglas de la diplomacia social

Engañar a tu novia no es aceptado, digamos formalmente. La mayoría de amigos te lo aceptan, algunos te lo aplauden, otros, los que menos, te regañan. La mayoría de tus amigas te regaña porque: ¡Se ven reflejadas en la cornuda!. Si te sientes un campeón por andar engañando a tu novia lo más probable es que tengas un par de cuernos tamaño alce en primavera desde hace mucho. 

Por otro lado pedir que digan que no estás cuando sí estás para no atender el teléfono si es correcto. Decir que estás enfermo para evitar un compromiso, es correcto. Mencionar que "te fue imposible" sin especificar que era porque te dio flojera, es correcto. Todos sabemos que es mentira pero la diplomacia social te obliga. 

Te reto a que le digas a un amigo "la verdad es que no fui a tu matrimonio porque me dio una flojera del carajo y preferí quedarme en mi casa viendo una serie de Zombies" ya si se lo dices a la novia sería un nivel Chuck Norris. Pero la diplomacia indica que debemos mentir. Ojo, no es que podemos mentir, debemos hacerlo para no quedar mal. La mentira nos salva y es buena.

En esa línea tan absurda quedé yo y terminé descubriendo que varios años luego de mi aprendizaje como hijo quedaron claros algunos puntos sobre la mentira.
  1. Decir la verdad hace daño a tu madre. Aparentemente la mata un poco, según lo que las madres gritan, cuando le dices que no puedes comer el asco que ha preparado
  2. Decir la verdad hace infeliz a todo el mundo cuando la verdad viene de ti y dices, por ejemplo, que en realidad la tía X siempre habla mal de todos. O que la foto del niño que están mostrando es realmente de un nivel de horror impresionante y que deben evitar mostrarlas
  3. Decir la verdad es una acción punible y merecedora del castigo más severo. Cuando le digo en un almuerzo a una amiga que me parece un error que se case cuando todos sabemos que su novio la engaña actualmente con una ex novia e incluso coqueteaba por correo con personas presentes en la mesa todos me retiran el habla y ya no me invitan a nada. (Decir "¿pero ella preguntó mi opinión?" no ayuda un carajo a que la gente te aparte con asco por tener el virus de la verdad)
Al final termino siendo más maldito que el que miente y engaña. 

Las mentiras de Cupido
Una chica aduce olvido por control de alcoholemia positivo para olvidar una noche demasiado activa y una de sus eventuales parejas afirma lo mismo cuando es evidente que todo lo recuerdan, pero mienten por verguenza(al menos ella y me parece que no mucho). Una pareja se miente y conversa para lograr convencerse de que no se volverán a pelear nunca más, para luego de unos minutos volver a pelear y negarlo: "ese no cuenta". Una enamorada, aún enamorada, se ve a escondidas con el chico que la engaño pero lo oculta para que no la juzguen las amigas. Estas la juzgan ahora cuando ella no está, ya que saben la verdad pero le mienten. Finalmente queda claro que en las relaciones personales todos mienten

Creo que el punto está en elegir quién te va a mentir y  porqué. Tal vez el novio que te diga que no estás "gordita" cuando sabes que no puedes seguir embutiéndote en esos pantalones porque tus "jamones" ya han logrado sumar un par de tallas más a tu ya rellena figura, si es un mentiroso "bueno", aquí debo aclarar que el término "gordita" no es bueno ya que además de subida de peso eres enana desde su punto de vista. Aquel que te dice que no se te ve mal recién levantada aunque se te vea literalmente como un Muppet recién sacado de la lavadora sea un héroe y un paladín del amor. Por otro lado el que coquetea con una amiga y te dice que jamás! es un maldito, aunque tú haces lo mismo con uno o varios "amigos". Aquel que te ha sacado la vuelta algunas veces pero jura con lágrimas en los ojos que nunca más, que ha aprendido la lección no te miente en realidad, posiblemente en ese momento lo siente así, sin embargo en ese caso tú te mientes por querer creerle ¿recuerdas cuando joven jurabas que jamás lo perdonarías?, ¡oh, mira!, otra mentira. 

La pregunta que me revienta la cabeza es ¿por qué más del setenta por ciento de los casos eligen por el que les va a hacer daño?. No el que te va a mentir por amor si no el que te va a engañar para lograr algo en su beneficio. No el que te va a mentir para que no sufrar si no para no sufrir él. El que te va a decir que está lleno de amor solamente para que tú cedas antes las presiones y el amor se vaya luego de la primera eyaculación. Asumo porque la mentira al final nos salva de la verdad.