viernes, 24 de agosto de 2012

El terrorista de Marca Perú

Leía con incredulidad este artículo de La República sobre Máximo Laura un exitoso tejedor embajador de la Marca Perú.

Mientras leía la interesante entrevista de pronto esta tomó un giro inesperado y derivó a una conversación sobre el terrorismo. De las preguntas que hay en la entrevista quiero destacar dos:

¿Cuál es tu visión ahora de Abimael Guzmán y todo el proceso de Sendero?  
Creo que fue uno de los movimientos más importantes que hemos tenido, históricamente hablando, un proyecto político que pudo cambiar el Perú. 

¿A pesar de la violencia?
Cuando se trata de cambio de sistema, efectivamente, tiene que ser así. Pero ahora, trabajo estas obras, hago lo que hago, y estoy dentro del sistema.  

Yo creo que cada persona individualmente puede pensar como le de la gana. Cuando el pensamiento individual pasa a ser un ideario colectivo si hay que darle un ojo para ver su impacto social sin necesariamente tener que ser un ente fiscalizador.Dudo que querramos ver una "sociedad de pederastas: Dejad que los niños vengan a mi" o "Asociación de sobajeadores de transporte públicos: Libertad y Sobajeo". Cuando el pensamiento es específicamente un delito que nos llevó a una guerra interna con decenas de miles de muertos y tanta locura que ni siquiera sabemos cuántos murieron exactamente si tiene que haber un control extremo. 

A ver señores de Marca Perú, aquí algunas preguntas. 

¿Quién elije a los embajadores de Marca Perú? Por lo que veo hay un requisito principal: "el reconocido éxito". No estoy del todo seguro pero parece que el éxito se mide en dinero sin ninguna exploración adicional de la persona. De hecho, tomando en cuenta este caso, podríamos tener embajadores de la Marca Perú a narcos, marcas, extorcionadores entre otros ya que siempre que tengan dinero y "éxito" parecen encajar.

¿Quién paga todo lo que se hace, nosotros? Los videos están muy lindos y super motivadores pero dudo que las personas que se van hasta Italia lo hagan por amor a la patria, ni tendrían por qué hacerlo, pero si me gustaría saber si todo eso nos cuesta a nosotros y cuánto. ¿de mis impuestos religiosamente cobrados por SUNAT se le ha pagado a ese tejedor senderista para que sea representante de la Marca Perú? espero que no porque ya sería el absurdo final que mientras yo me rompo los lomos trabajando y creyendo que mi dinero va a terminar en una carpeta para un niño en Ultocoche y no en los vestidos de Nadine, el whisky de Toledo o el litio de Alan en realidad se está usando para pagarle a un pro senderista.

¿Podemos decidir nosotros quién nos representa? Asumiendo que el dinero con que se financia todo esto de Marca Perú es mío también ¿puedo pedir que saquen a ese señor de la representación de mi país? definitivamente no quiero que alguien que piensa que Sendero pudo cambiar el Perú y que no ha deslindado con el pensamiento del asesino de Abimael me represente. 

Me parece que debe haber un criterio más profundo para elegir a los embajadores de Marca Perú, no solamente en el éxito económico. Se debe hacer una profunda investigación de la persona porque representar a un país no es broma por más que el título no sea oficial o no reciban un sueldo. Si Kina Malpartida, Gianmarco o Gastón nos representan junto a Carlos Alcántara, Gonzalo Torres y Sofia Mulanovich todo bien pero son personas que más o menos tenemos idea de su vida pública y no hay hasta ahora indicios de que ahoguen bebes o asalten viejecitas pero, si una persona va a representarnos, debería tener una hoja de vida acorde con los ideales que queremos exponer. Y si me dicen que no sabían porque no le preguntaron es peor pues un periodista en tres preguntas a develado lo que ustedes no hay podido y lo han investido para que represente a mi país. ¡No quiero y que se ponga a tejer con lana entintada en la sangre del pensamiento que pudo cambiar mi país para que siga siendo exitoso en Europa pero aquí, no!.