lunes, 1 de octubre de 2012

¿En manos de quién pones tu marca?

Esta semana en Lima se realiza la cumbre del ASPA en Lima. Para los que no sabemos mucho del tema se trata de un acercamiento entre América Latina y los países árabes. El tema de la reunión es lograr sentar acuerdos para facilitar el comercio.

Para los mortales como yo ese tema puede ser bastante lejano. Sin embargo el contexto nos lleva a algo mucho más interesante.

Resulta que se ha puesto de moda crear cuentas falsas con el nombre de personajes famosos para generar un mar de seguidores. ¿Y para qué quiere uno tener miles de seguidores? pues para vender publicidad en Internet. Uno cobra para publicitar un producto pues tiene miles de seguidores. De este negocio se nutren muchas personas creando varias cuentas de "famosos" y ganándose muchos seguidores. Uno de estos casos es el de la cuenta @latiachuchi que es una cuenta que simula tener relación con Susy Diaz.


Si bien Susy Diaz ha aclarado que no tiene relación con estas cuentas falsas la gente las sigue pues llegan a ser divertidas y llenas de ingenio pero ¿cuál es el problema de estas cuentas?.

Por un lado generan una idea sobre una persona que en realidad no es. Muchas personas creen fìrmemente que la dueña de esa cuenta y quien responde es Susy Diaz. En el perfil de la cuenta no se aclara en ningún momento que la cuenta no es del personaje. Evidentemente el creador juega con el límite pues no pone ya una foto sino una caricatura y las referencias son tangenciales.

Hasta ahí todo bien y todos tienen derecho de hacer negocios de alguna manera. No tengo idea de que tan moral sea hacerlo pero ilegal no es. El peligro viene cuando el tener un número de seguidores te hace sentir que tienes poder y puedes hacer lo que te da la gana con ese poder desde el anonimato.

Resulta que empresas contratan estos servicios para hacer publicidad encubierta. Esta práctica consiste en emitir mensajes como si fueran personales promocionando un producto. De esta manera si desde mi cuenta pongo "Qué buena está CocaCola! gracias @CocaColaPeru" entonces estoy generando publicidad que no parece pero es.

Muchas veces las marcas cometen el error de pensar que porque una cuenta tiene muchos seguidores es bueno contratarla para que manejen su comunicación y ya se ha dicho muchas veces que esto es un error. Vamos al ejemplo.

Aparece este mensaje:



Discriminador, racista, inadecuado y un largo etc. Sin embargo, como no es publicidad directa entonces nadie se hace responsable de lo dicho. Me pregunto si la comunidad árabe en Perú está de acuerdo con esta referencia al ASPA y a que los árabes son violadores. Para un país como este donde estamos en el puesto 16 de violaciones en el mundo me parece poco apropiado señalar a otro grupo humano. ¿Exagerado? puede ser de mi parte ya que parece una broma, hay que ver si a los árabes les da risa o nos da risa a nosotros cuando Sofía Vergara hace referencia a que los peruanos somos ladrones.

La empresa Taxi Conductoras es una empresa dedicada a brindar servicio de taxi realizado por mujeres y dirigido a mujeres que se sienten más seguras con una taxista que con un taxista. Paradòjicamente se supone es una empresa que protege con su servicio a un grupo minoritario y amenazado. ¿Es correcto que una empresa como esta permita que se emita un mensaje racista para publicitar sus servicios? eso solamente lo pueden decidir ellos. ¿Es la imagen que quieren proyectar? ¿Ha sido inteligente contratar a alguien solamente por tener muchos seguidores? Las empresas deben recordar que su imagen en Internet es una cosa distinta a la imagen de una persona en particular. Más aún tener en cuenta que Internet no es el Perú.

Pero esto no termina aquí. Resulta que alguien puede notar el tono racista del mensaje y protestar.


Ante lo cuál la Tía Chuchi deja de ser el personaje gracioso e ingenioso que hace que las personas lo sigan creyendo que se trata de un personaje real de la farándula y se transforma en el empresario que está contando el dinero detrás de cada "tuit" y como no quiere que alguien fastidie su fuente de ingresos pasa a amenazar con algo como esto:


Pero no solo a eso llegó la cuenta @latiachuchi no contento con eso mandó un mensaje directo con amenazas

De la cuenta de @latiachuchi no puedo decir mucho. Uno tiene derecho a ser todo lo matonezco que quiera ser pero ¿las empresas deben dejar en manos de estas personas su imagen?. Hay que tener cuidado pues están dejando su nombre en manos de una persona que da un servicio anónimo y que no se hace responsable de sus actos ni del nombre de la empresa. Por lo pronto me pone a pensar si es que Taxi Conductoras es así de descuidada con su marca ¿cómo va a cuidar a sus pasajeras?. Piensa bien en manos de quién dejas el nombre de tu empresa pues va a ser la imagen que reflejes al mundo.  

Actualización:

Misterio resuelto. La empresa de taxis no solamente sabe a quién tiene haciendo la publicidad sino que celebra la ocurrencia

Y con eso queda el caso resuelto. Es una empresa que apela y celebra el  racismo para publicitarse.