viernes, 14 de diciembre de 2012

Marica, tú


Mucha gente ha puesto el grito en el cielo por la norma de la Policía Nacional del Perú que determina que un miembro de su institución que comenta actos homosexuales que generen escándalo será separado de la institución. Una de las tantas normas que enuncia diversos castigos para acciones que desprestigien a la policía. En realidad la normativa es correcta en el espíritu de castigar a todo aquel que cometa actos que desprestigien a la institución. Lo que se reclama como equivocado es el nivel del castigo, ya que las faltas "heterosexuales" hablan en general de suspenciones mientras que las faltas "homosexuales" se castigan con separación de la institución.

Todo esto me podría resultar injusto y cuestionable pero la verdad es que hace mucho tiempo he observado que los homosexuales casi no existen en la realidad, se dice que son muchos pero en realidad no lo son, se menciona que están por todos lados pero la realidad demuestra que no es así. Homosexuales siguen siendo cuatro personajes de la farándula que de forma amanerada exageran su femenidad tratando de llamar la atención y homosexules son los jóvenes anónimos que se inscriben en una agrupación llamada MHOL y salen en algunos reportajes cuando del tema se trata.

Le preguntaban al congresista Bruce alguna vez sobre cuál era su opinión sobre el tema y por qué quería avalar una ley de unión civil que permitiría a los homosexuales (¡Dios nos coja confesados!) casarse. El congresista dejó bien claro que él era bien macho pero creía en los derechos igualitarios para todos.

Desde la postura de "yo no soy pero los apoyo..." demostró que en el Congreso no hay homosexuales (¡eso sería impensable!). Otros congresistas han dejado claro que "se sabe", "hay rumores" y que Bruce es "amiga" de alguno. Sin embargo todo se ha negado y no a pasado de ser solamente una broma de mal gusto. Total, todos se mariconean en esta Lima tradicional. "Alva Castro, claro","Agustin Manitilla es una señora", "a Alan yo lo he visto, era pareja de Haya de la Torre" y mil rumores más que siempre apuntan a denigrar o hacer que se sienta ofendida la persona (hay gente que te demanda por decirle homosexual ya que es un insulto profundo). No hablemos de Rafael Rey que en su profunda religiosidad no aceptaría jamás semejante epíteto a las sospechas.

Veo a un conductor de TV que afirma que "no tiene nada contra los homosexuales y que debe haber igualdad entre todas las personas" y nuevamente aparece esta postura de "yo no soy pero los apoyo" cuando es bastante conocido que es homosexual y sin embargo, ante la vista de las cámaras de TV no lo es y no lo será jamás, pero considera salvaje que se discrimine a las personas. Ah, tampoco es racista en la pantalla pero, si lo escucharan hablando sin la cámara, hasta Hitler se sentiría orgulloso. Antes de matarlo claro, porque su mixtura genética viene a ser algo así como una siete colores de razas.

Leo a un productor de un exitoso programa de TV al que le preguntan sobre su reacción ante la admiración de las chicas y respecto a si tiene pareja. Deja claro que nadie lo aguanta, no dice "soy gay y estoy saliendo con un chico", no sería posible, solamente deja en el brumoso espacio el término "pareja".

Escucho a un cocinero que sale en la TV hablando de igualdad y nunca comenta sobre su vida personal. Considera la homofobia una aberración que afecta a "otros" el no se siente considerado a pesar de que más de un encuentro con hombres ha tenido. Pero eso no es mas que un rumor limeño, como tantos que hay.Nunca es verdad, nunca es cierto, siempre es un rumor sin confirmar que se desmiente y punto.

Es por todo esto que yo no pienso defender las injusticias con los homosexuales ya que ellos mismos no dicen "yo soy gay y me molesta esta norma que me parece discriminadora". Si es que los homosexuales que tienen algo que perder salieran abiertamente a defender las injusticias que los afectan entonces la historia sería diferente, pues la gente podría ver que muchas de las personas a las que admiran son en realidad homosexuales y eso no los hace diferentes. En el saber popular el homosexual siempre tiene que ser o tender a ser la "loca" o el "raro", el pederasta, el sacerdore pervertido, el peluquero, la parodia. Nunca el congresista, el respetado conductor de TV, nunca el jurado del reality, nunca el periodista mayor casado y serio, jamás el cocinero famoso. Entonces ¿cómo es que no quieren que la gente siga viendo a los homosexuales como bichos raros que se esconden en las sombras listos para tocar a nuestros hijos?.

Creo que no fueron los hombres los que marcharon por la igualdad de las mujeres, me parece que no fueron los chinos los que lucharon por la igualdad para los negros. Me parece que Mandela no dijo "yo soy blanco pero los negros me dan pena y por eso pido se les trate como personas", dudo mucho entonces que sean los heterosexuales junto con los homosexuales solapados los que logren la igualdad de los "raritos". Es una pena pero la realidad es que muchos heterosexuales tienen que gritar más que los mismos homosexuales para que los respeten como si estos últimos fueran toros de lidia o perros abandonados sin voz. "Yo no tengo nada contra los homosexuales pero me parece que deben ser respetados", claro, son como leprosos, son ellos, no existen.

Yo prefiero que a los de la PNP no solo los separen de la institución, espero que los azoten en la plaza hasta que la mano que fustiga el látigo se detenga y diga "yo, soy homosexual y me parece mal esta norma porque me afecta a mi". Creo que mientras sean "los otros" los homosexuales entonces siempre serán discriminados y se lo han ganado. Yo no creo que debamos pelear batallas que ellos mismos no quieren pelear y tienen una condición sexual que llevan con verguenza al punto de ocultarla, negarla y con la otra mano esgrimen la espada de la igualdad para "otros" que nunca serán ellos. Marica, tú.