miércoles, 30 de enero de 2013

De las Univer$idade$


Una de las batallas más grandes por el dinero se da en un campo que se supone es un campo sin fines de lucro: las universidades (insertar risas aquí). El nivel y necesidad para captar alumnos ha llegado a niveles salvajes donde ya no se tiene escrúpulos de ningún tipo. Ahora ingresar a una universidad es cosa de dinero y ya no de capacidad, claro que no es así en todas las universidades. Como recuerdo están los ingresos 12 a 1, 5 a 1, y otras relaciones que hoy no existen. Incluso un pseudoanalfabeto puede acceder hoy en día a una universidad si tiene el dinero suficiente.

En esta situación el tener un título universitario no dice nada de la persona excepto que tuvo dinero para pagar diez, once o doce ciclos, más allá de eso no nos puede decir mucho excepto si esta persona viene de una "buena universidad". Pero ¿qué es una buena universidad? Básicamente nos tenemos que restringir a que una buena universidad es aquella que tiene prestigio. Por ejemplo la PUCP tiene un prestigio tal que asumimos que cualquier egresado es bueno o excelente en su campo. Si hablamos de la UP nos pasa algo parecido sumado a que posiblemente todos sean como mínimo excelentes. Por el contrario cuando nos dicen Alas Peruanas, por ejemplo, nos da una imagen de que no es una buena universidad (lo que no significa que no puedan tener alumnos excelentes en sus filas) mientras que las otras muchas nos dan imágenes variadas que van desde buena calidad hasta estafa.

En este marco y batalla aparecen comerciales como los de la universidad Wiener donde se menciona claramente: “ella no es actriz o modelo, es una profesional de verdad” menospreciando así ambas actividades en beneficio de una mujer que es “Gerente de Administración del Potencial Humano” rimbombante título del Ministerio Público – Fiscalía de la Nación llamada Joanna Centeno y que aparece con el título de magister en el comercial. Más allá que la mujer en cuestión jamás podría ser modelo por evidentes carencias, me queda claro que ha prestado su nombre y su cargo en el gobierno para determinar que los actores y modelos no son profesionales de verdad.

Pero vamos a ver que dice la RAE de la palabra profesión:

profesión.
(Del lat. professĭo, -ōnis).
1. f. Acción y efecto de profesar.
2. f. Ceremonia eclesiástica en que alguien profesa en una orden religiosa.
3. f. Empleo, facultad u oficio que alguien ejerce y por el que percibe una retribución.
hacer ~ de una costumbre o habilidad.
  1. loc. verb. Jactarse de ella.

No sé si seré yo pero no veo nada que indique título universitario o ciencia. Es por ello que podemos tener desde médicos profesionales hasta futbolistas profesionales. En ese punto parece que en la universidad no se sabe sobre el significado de la palabra, cosa que ya pone en duda a sus facultades de humanidades por lo pronto. Aquí podemos hablar entonces de la parte donde dice “de verdad”. ¿Qué es un profesional de verdad? Parece que para Wiener son aquellos que ejercen ciertas carreras (posiblemente las que ellos venden) y no otras (las que ellos no venden).

Le recuerdo a la universidad Wiener que en los años noventas los padres se jalaban los pelos cuando un hijo decía que iba a estudiar “ciencias de la comunicación” o “administración de empresas”. En las casas se gritaba “¡eso no es una carrera de verdad, tienes que ser ingeniero, médico!”. Una institución moderna tiene que adaptarse a los cambios de la sociedad y darle un marco académico a oficios que lo requieren y que ahora se convierten en parte más importante de la sociedad.

Hay muchos oficios que se han tecnificado al punto de requerir preparación calificada, entre ellos tenemos: la música, a menos que a los señores de Wierner les parezca que un músico del Conservatorio Nacional de Música no es profesional. Veamos que dice la institución al respecto:

El Conservatorio Nacional de Música ha sido desde sus inicios, sin lugar a dudas, el mejor y más completo centro de enseñanza profesional de la música que existe en el Perú”

Desde su creación en 1908 como “Academia Musical”, por el Presidente de la República don José Pardo, ha sido la cuna de los músicos profesionales más importantes del país.”

¡Los músicos profesionales hemos dedicado todo nuestro tiempo y energía a buscar la perfección en lo que hacemos!”

Solamente pongo tres párrafos de muestra. Imagino que los señores de Wiener no estarán de acuerdo pues ellos no venden la carrera de música. Pues vamos a lo que dicen sobre ser actor.

Esto es lo que la PUCP dice al respecto:

Somos la Escuela de Teatro TUC, con 51 años de experiencia en la formación de los más sólidos profesionales para el teatro, el cine y la televisión.“

Me pregunto si es que Wierner podrá decirle a la PUCP: “esos no son profesionales de verdad” y me gustaría ver cuántos alumnos de la universidad Wiener pasan el examen de admisión de la PUCP. Y ya no quiero entrar en el campo de las universidades en Argentina y las carreras de actuación que ofrecen y menos aún en lo que pasa en países como Francia, Inglaterra y un largo etcétera.

Y es que para despreciar al resto hay que tener no solamente toda la razón, además se debe tener la suficiente preparación para sustentar lo dicho. Allá los que quieran estudiar en una univers... institución que no sepa siquiera lo que es una profesión y prometa convertirte en uno “de verdad” sin saber que otras instituciones forman profesionales en muchos campos demostrando que son, finalmente, universidades de verdad, que es lo que forma profesionales de verdad.

Aquí los videos de lo que es un "profesional de verdad" que demuestran que sería muy complicado que cualquiera de los protagonistas sea modelo por supuesto.