martes, 6 de agosto de 2013

Natalia, ¿no será demasiado?


Decir que es una de las personas más queridas y admiradas del Perú actual es, posiblemente quedarse corto. Junto con Gastón Acurio, Kina Malpartida, Sofia Mulanovich entre otros forman nuestra escuadras de héroes de la hoy casi olvidada "Marca Perú". Es tal vez por eso que me llamó la atención un spot publicitario que me ha dejado pensando mucho al respecto. 

A primera vista era gracioso y reivindicaba un derecho que tenemos realmente subdesarrollado en esta sociedad: el respeto a la mujer como un ser humano igual. Será que vivimos en una sociedad frustrada por las desigualdades y por la falta de respeto por ser mujeres que hace que a todos les guste el spot. Será que no convivo con esa violencia o que no me parece que la respuesta sea más violencia por la que el spot no me terminó de gustar.

No puedo negar el ingenio del spot de Everlast Perú, es gracioso a primera vista. Tampoco puedo negar que está muy bien hecho y que es un viral asegurado. La creatividad del spot es memorable. Todo me parece que está bastante bien excepto el mensaje: la violencia se combate con una violencia mayor. Puede abusar de las mujeres si es que no son fuertes como Natalia, con esa no te metes. Para lograr el respeto tienes que ser muy lisurienta y tener carácter es decir "panzón de mierda" o "sácama esa música de mierda", si no lo haces así te van a faltar el respeto. 

"¡Bien Natalia, así se hace!", "jajaja muy bien! que se lleven su chiquita", "Excelente Natalia!! eres la mejor!" son algunas de las opiniones que leía respecto al video que a todos les parece excelente. Es gracioso ver que el video en si mismo ha generado una violencia en los comentarios del mismo bastante inusual. 

Cuando me puse a observar la razón por la que no me terminaba de gustar, a pesar de ser gracioso, es que veía algo que no me convence y es aquí donde me entra la duda: "no me gusta que, para ganarse el respeto o defender el respeto de las mujeres, una mujer tenga que portarse como uno de los choferes a los que castiga". 

Cuando la veo desesperada en la cancha lanzado lisuras para estimular a su equipo me parece que es su forma y está bien. El deporte es apasionante y más para una mujer que ha representado al Perú por más tiempo y de mejor manera de la que yo haré jamás y por eso la admiro pero, personalmente, me da un poco de pena que la saquen de ese contexto y la muestren como una mujer permanentemente vulgar y que para hacerse respetar se comporta casi como un chofer de combi más: insulta, agrede entre dientes y te choca si hace falta. 

Por otro lado comprendo que un comercial no es para formar valores ni va a cambiar la conducta de un país ni para bien ni para mal pero si me llamó la atención que tanta gente lo celebrara como si esa fuera la solución correcta:darle a la violencia con violencia. ¿Luchar por tu ciudad significa volverse igual de salvaje que los salvajes? No lo sé, tengo esa duda. ¿Exagero al pensar que el mensaje es equivocado y solamente es una broma? Tampoco me queda claro pero hay algo que resuena en mi interior ya que yo admiro a Natalia por lo que hace en el deporte y lo de su carácter es anecdótico. En este caso la usan como el símbolo de una mujer a la que se le respeta por lisurienta y violenta y no por quién es ella. Estoy seguro de que Natalia no es ese estereotipo que le han creado y que ahora, aparentemente, vende en los medios. Tampoco es que sea un cucufato, digo tantas lisuras como cualquiera y no me persigno ante un carajo bien puesto pero en este caso me parece un estereotipo inadecuado (y repito: me parece)

Tomando en cuenta que es una líder para la juventud, sobre todo  femenina, ¿queremos que las mujeres jóvenes y adolescentes vean que para ser queridas y respetadas deben ser violentas y agresivas? No me parece que sea correcto. Me imaginé a Gastón lanzando, por ejemplo,  huevos podridos a los que no se lavan las manos para cocinar o a Sofia Mulanovich golpeando en los testículos a los "meones" de la calle y hay algo que no me cuadra. ¿Por qué a Natalia si la podemos ver como una chofer iracunda y lisurienta? ¿La respetaríamos menos si no se pusiera vulgar por momentos? Yo personalmente no. La respeto por muchas otras cosas y creo que la sensación que me dio al ver el comercial fue pena porque nos quedamos y celebramos al personaje y no a la persona. Creo que en este caso la persona es mucho más valiosa que el personaje. Tal vez esté exagerando pero Natalia ¿no será demasiado?