domingo, 18 de agosto de 2013

Tolerancia Intolerante

Hoy me pasó algo improbable. Leyendo en twitter los mensajes domingueros, cosa que no suelo hacer pues los domingos los uso para descansar / trabajar, dos actividades que requieren el twitter lejos, me encontré con el siguiente mensaje:

Cuando hice click encontré la siguiente imagen:



Mi primera reacción fue, por supuesto, asentir y dar la razón: "abajo la homofobia". Cuando iba a pasar el tweet por alto y seguir con mi curiosidad twittera se me ocurrió darle una segunda lectura al mensaje. De pronto me di cuenta que no había en realidad un tema de homofobia u odio.  Era un grupo de personas que, habiendo pasado por la experiencia de dejar de ser gay invitaban a otras que estaban en la misma situación y eran poco felices. 

En ese momento me puse a ver las opiniones de la persona que había puesto el mensaje original y se me ocurrió indagar un poco más opinando que en realidadno veía la homofobia y que si bien podrían estar equivocados no me parecía que se les deba prohibir hacer su reunión y dejar que vaya la gente que quisiera libremente optar por esa opción. 

Mi réplica me llevó a descubrir un nivel de intolerancia de los tolerantes hacia los intolerantes de un nivel que me sorprendió. Un apasionamiento pro gay que llegaba a la ceguera absoluta, desde mi punto de vista, y tuvo respuestas como estas: 




Y hay más pero el tema no era para mi la conversación con esta persona que se califica a sí misma como "intolerance intolerant", cosa que puede ser coherente con lo que me respondía. A mi lo que me quedó dando vueltas en la cabeza es si podemos odiar a las personas que nos parecen están equivocadas con lo que desean para ellos mismos. ¿No es acaso tan malo odiar a alguien por ser gay que por querer ser "ex gay" aunque nos parezca una sinrazón? . 

Este grupo tiene una experiencia y ofrece a otros que vayan si es que les interesa. Es como estos grupos que venden soluciones para el peso que uno puede perfectamente hacer comprando un poco de fruta y reemplazando un almuerzo por una ensalada de frutas y verduras, pero nos convencen que comprando un montón de batidos y técitos podemos tener una saludable vida normal (claro, es normal vivir bebiendo un batido). Puede ser una total farsa pero no deberían ser odiados por eso. Y en este punto me pregunto ¿no estaremos llegando a un punto donde el reclamar justicia por las minorías hacen que terminemos siendo tan malos como los intolerantes?. Finalmente creo que una persona debe ser libre de ser gay o ex gay o no gay sin que sea odiada, comparada con los nazis o con Hitler por eso.